Marca Personal en el Mundo Digital: ¿Qué pasa cuando mi reputación está al alcance de todos?

Cuando hablamos de marcas comerciales que hemos consumido, todos tenemos una opinión al respecto: si es buena, si es cara, si funciona bien o si debo buscar más opciones. Lo mismo pasa con la gente, nos formamos una imagen de aquellas personas que tenemos a nuestro alrededor: si son puntuales, simpáticos, enojones, inteligentes, nerviosos, eficientes, carismáticos, chismosos, etc. Esa imagen, lo que los demás perciben y piensan de nosotros, es nuestra “marca personal”.

adult-blank-businessman-326576

La marca personal la construyes, quieras o no, en tu día a día: en tu trabajo, en tus relaciones personales y profesionales, en lo que hablas y cómo te comportas, ya sea en el mundo real o ahora, en el mundo digital. Con el internet y las redes sociales esta marca personal se exhibe en un escaparate al que, literal, todo el mundo puede tener acceso. Cualquiera que pueda ver nuestro muro, timeline o galería, sabrá algo de nosotros y empezará a darse una idea de los atributos de nuestra marca personal.

¿Quién no ha buscado alguna vez su nombre en Google? Toda aquella información que aparece de nosotros en internet es nuestra “marca personal digital”. Si nunca lo has hecho, te recomiendo que lo hagas en cuanto termines de leer este artículo, y si lo que aparece de ti no es bueno, relevante, o por lo menos un poco interesante, entonces necesitas empezar a trabajar de manera consciente en lo que quieres que los demás sepan o piensen de ti; porque te tengo una noticia, tu marca va a estar ahí, trabajes en ella o no, así que mejor asegúrate de que sea buena.

Y es que la gestión de tu marca personal se puede considerar exitosa cuando las personas que a ti te interesan tienen una imagen positiva de ti, no importa si son miles o solo unas decenas, la clave es que lo que piensen de ti sea resultado de un esfuerzo planeado. Que tengan de ti la imagen que tú quieres que tengan.

bump-collaboration-colleagues-1068523

Ahora bien, es fundamental que tu marca personal sea congruente en el mundo off line (vida real) y en el mundo on line (internet y redes sociales), de lo contrario, la impresión que los demás puedan tener de ti será confusa y no servirá de mucho. Si vas por la vida publicando contenidos sobre cómo ahorrar y cuidado de las finanzas, pero en realidad le debes dinero a medio mundo, algo no está funcionando.

No quiero dejar de señalar que la marca personal se trata de un aspecto crítico a la hora de conseguir trabajo u oportunidades de crecimiento profesional. Según un estudio de Adecco (una de las empresas más importantes a nivel mundial para colocación de empleados), el 84% de los profesionales de recursos humanos usan las redes sociales para obtener más información sobre los candidatos que entrevistan. Ni hablar de LinkedIn, que justamente se especializa en eso.

Así que ya lo sabes, la próxima vez que vayas a publicar algo en tus redes sociales, los expertos recomiendan hacerte tres preguntas básicas:

  • ¿Mejorará mi vida personal o profesional?
  • ¿Es útil, interesante o divertido?
  • ¿Me gustaría leerlo si estuviera en el muro de alguien más?

Si la respuesta a alguna de las preguntas es no, entonces reconsidera tu publicación, tu marca personal lo agradecerá.

 

* Artículo escrito originalmente para ProMagazine.

Imágenes: https://www.pexels.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s