La importancia de la Asertividad en las Relaciones Públicas

Hay un dicho muy arraigado que nos dice que en el pedir está el dar, y para alguien que se dedica a las Relaciones Públicas, esto es una verdad más que comprobada. Esto tiene que ver con nuestra actitud y conducta al momento de hacer una petición o solicitud. De manera empírica, la sabiduría popular nos habla sobre la importancia de la Asertividad.

La Asertividad puede ser entendida como la habilidad de expresar adecuadamente nuestros sentimientos, pensamientos y opiniones, sin perder de vista nuestros derechos ni de los demás; es decir, parte de la premisa del respeto a las demás personas y a nosotros mismos en el momento de expresarnos.

pexels-photo-57825

Una de las definiciones de Asertividad que me parecen más completas es la de Riso (citado por Naranjo, 2008) que nos dice que es: “Aquella conducta que permite a la persona expresar adecuadamente oposición o afecto, de acuerdo con sus intereses y objetivos, respetando el derecho de los otros e intentando alcanzar la meta propuesta.”

Y es que justo la clave, como ya se mencionó, es el cuidado de los derechos propios y de los demás. En ese sentido la asertividad es una conducta y no una característica de la personalidad, es decir, se aprende y se desarrolla como habilidad, más no se nace con ella. De ahí que nos podamos encontrar con personas sumamente asertivas y otras sin un ápice de ella.

Las personas asertivas son seguras de sí mismas, tienen una comunicación fluida y se expresan con seguridad, tienen una autoestima alta, son respetuosas del otro, equilibradas, son muy sinceras y honestas, y lo más importante, tienen la capacidad de reconocer sus necesidades y expresarlas adecuadamente, y por lo tanto, son conscientes de que los otros también tienen el mismo derecho a expresar lo que necesitan.

De esta forma, nos damos cuenta que las conductas pasivas, que parten de la resignación y la falta de valor;  o las agresivas, que parten del dominio y la anulación del otro, son totalmente opuestas a la persona asertiva.

Nos damos cuenta también, que la asertividad está directamente relacionada con la capacidad de razonamiento, implica usar el lenguaje, el sentido común y la negociación para llegar a acuerdos en situaciones de conflicto.

Por lo tanto, una persona asertiva es una persona que se sabe comunicar, que puede defender lo que piensa y lo que siente, pero que con la misma intención puede escuchar y ponerle atención al otro. Que sabe llegar a acuerdos y compromisos, aun si los intereses son opuestos.

Entonces, para ser buenos Publirrelacionistas, la asertividad es una habilidad que no podemos dejar pasar. Expresando adecuadamente nuestras necesidades pero también escuchando a nuestros públicos y tratando de cumplir sus expectativas es como alcanzaremos nuestros objetivos y los de la organización.

 

Referencia

  • Naranjo Pereira, María Luisa; (2008). Relaciones interpersonales adecuadas mediante una comunicación y conducta asertivas. Revista Electrónica “Actualidades Investigativas en Educación”, enero-abril, 1-27.

2 comentarios en “La importancia de la Asertividad en las Relaciones Públicas

  1. Pingback: ASERTIVIDAD (mucho que aprender) – Conviviendo con la fibromialgia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s