De la Comunicación como vía a la Comprensión

El psicólogo norteamericano Paul Watzlawick, nos dice que la comunicación humana tiene con cinco axiomas, cuyo cumplimiento es indefectible; el primero de ellos reza “Es imposible no comunicarse”. Todo lo que hacemos comunica y nadie, bajo ninguna circunstancia, puede no comunicarse.

A partir de esta afirmación podemos darnos cuenta que, no importa las características de los sujetos que están tratando de hacerlo, siempre podrán comunicarse. Quizá el mensaje no va a llegar con la misma eficacia, o no será del todo comprendido, pero la comunicación será posible. Y es que incluso cuando tratamos de no hacerlo, nos estamos comunicando.

Esto viene al caso cuando hablamos de la comunicación intercultural, que Rizo (2013) define como “cualquier situación comunicativa donde interactúan al menos dos personas procedentes de matrices culturales-geográficas distintas” (p.17).

pexels-photo-9816.jpeg

La comunicación nos permite sentar las bases para crear cultura, identidad, comunidad. El hecho comunicativo permite establecer lazos y vínculos con los que tenemos a nuestro alrededor.

De acuerdo al modelo intercultural, cuando dos personas de distintas comunidades o culturas tienen contacto, el hecho de que surja el conflicto es natural. Pero justo esta interculturalidad se trata no de abordar el conflicto como tal, sino que el punto de interés se centra en cómo solucionamos el conflicto. La manera en que nos comunicamos para hacer desaparecer cualquier desavenencia que intervenga en nuestra convivencia con el otro. Dicho de otra manera, la comunicación intercultural me permite comprender al otro como si fuera parte de mi comunidad, aunque no sea así.

Y es que cada comunidad, cada grupo cultural, tiene sus propios códigos, un lenguaje desarrollado de acuerdo a su contexto y experiencias conjuntas. “… La sociedad y la cultura deben su existencia a la comunicación, pues es en la interacción comunicativa entre las personas donde se manifiesta la cultura como principio organizador de la experiencia humana.” (Rizo, 2013, p.29)

Comunicarme con el otro me permite saber lo que piensa, su manera de ver el mundo, si tenemos o no algo en común, si hay intereses compartidos. Comunicarme con alguien de otra comunidad me permite explorar más allá de mis límites culturales. Me permite observar al otro con otros ojos, abordar su contexto sin necesidad de sumergirme en él. Podré estar de acuerdo o no con todo lo que dice o con la manera en que vive, incluso con su personalidad o sus creencias, pero lo importante es que el hecho comunicativo me permite este acercamiento.

Hablar de comprensión necesariamente indica respeto hacia el otro, no necesariamente empatía, mucho menos amistad, simplemente comprensión. Será más sencillo llegar a este entendimiento si tengo mayor información del otro, si conozco un poco de sus antecedentes o de su contexto.

Si me doy cuenta de las diferencias que nos separan, será más sencillo franquearlas.

 

Referencias

  • Rizo García, M. (2013). Comunicación e interculturalidad. Reflexiones en torno a una relación indisoluble. Global Media Journal México, 10(19), pp. 26-42.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s